Volver a empezar

997040811_48ca0fea22_o

Caffè Latte ha sufrido un cambio. En apariencia no, porque me lo he traído tal y como estaba, pero si os fijáis, la URL ya no es la misma. He mandado el .es al infierno por una serie de problemas que me ha causado 1&1 (si vais a comprar dominios evitad hacerlo por medio de ellos si no queréis que os estafen).

La verdad es que al principio me he enrabietado ante la perspectiva de perder mi dominio, pero una vez recuperado todo el contenido que tenía allí, doy luz verde a este caffelattepuntoes con las mismas ganas de escribir, de compartir historias y dejar que la inspiración me posea.

Ahora, tanto si sigues Caffè Latte desde hace tiempo como si acabas de llegar, te agradezco que me ayudes a dar a conocer esta nueva ubicación, para que nadie se me pierda por el camino. Comparte el enlace https://caffelattepuntoes.wordpress.com en tus redes, cada click cuenta.

Anuncios

La moda y origen de Caffè Latte

Desde la creación de este blog, muchos os habéis preguntado ¿qué es Caffè Latte? Puede resultar demasiado evidente, pero me ahorro los comentarios por respeto a los que lo acaban de descubrir hace poco… 😉

Si escribís Caffè Latte en el Google, tenéis 1.940.000 páginas como resultado (mi blog aparece ya en el puesto número 4 o 5).

Sí, un Caffè Latte es un café con leche, de los que a mí me gustan, mucha leche y mucho azúcar. Creo que es algo esencial aprender a decir esto en el idioma de donde viajas, y así en Portugal hay que pedir un ‘galão’ (si pides un café com leite te vas a llevar un chasco en forma de minitacita).

Si me dan a elegir entre café y té no lo dudo un instante y me quedo con la infusión, pero… ¿cómo llegó a llamarse mi blog Caffè Latte? Pues bien, era el mes de diciembre, y Ado estaba contándome historias fantásticas sobre crear un blog con el que algún día podría ganar un poco de dinero por la publicidad. Me convenció, y necesitábamos un nombre. Miré a mi alrededor, y topé con la palabra Caffè Latte escrita junto a mi ordenador. ¿Dónde? No era un típico café en una taza, ni un envase del Starbucks, sino un cutre-café del supermercado italiano. Últimamente lo he visto anunciar por la TV aquí en España, así que ya tendréis la oportunidad de probarlo. Aquí está la prueba del delito:

Caffè Latte

Parece que está de moda utilizar en términos italianos caffè latte, ya que lo veo en la TV, en internet, en el periódico… por una razón u otra, siempre está ahí el caffè latte, dándome publicidad indirectamente. Ado, ¿¿no va siendo hora de que empiece a ganar dinero??

En estado puro. Vamos a promocionar algo bueno

Ella es una pequeña individua que vaga por mi mente. Yo vago por la suya. No nos conocemos mucho, y se puede decir que todo empezó cuando un día publiqué una foto suya en el periódico en el que hacía las prácticas. Desde entonces, ella se hizo famosa en toda la comarca por su gran “pasión” por Iguana Tango. Pero no le preguntéis quién es quién, porque solo conoce a uno 😉

Desde entonces empezamos a chatear y descubrimos que tenemos muchas cosas en común, similares puntos de vista sobre diferentes aspectos de la vida, y en algo de música también, lo que pasa que a mí no me gusta Héroes del Silencio…

Es más experta que yo en esto de los blogs, y no hace mucho inauguró un nuevo fotolog, que lo puedo considerar como algo paralelo a mi blog, porque me complementa, me identifico en muchas de sus reflexiones, me pongo a llorar sin parar en los post emotivos, y las películas de las que no hago crítica yo, las hace ella. Es la primera que lee mi blog cuando lo actualizo, la que me pone comentarios originales, la que me escribe artículos sobre el té. Y yo ni siquiera puedo firmarle su fotolog porque mi ordenador me ha jugado una mala pasada y no me deja iniciar sesión como usuario…

Aún así, no dejo de visitar su blog cada día, y los comentarios se los hago a ella directamente.

noemi