La tarde del café

Hoy Caffè Latte cumple dos años y he escrito un relato. Pero no lo vais a leer. Lo vais a escuchar. (Pincha en el enlace de abajo)

La tarde del café

Gracias a Morgana por la idea, y a David por su voz.

Anuncios

La moda y origen de Caffè Latte

Desde la creación de este blog, muchos os habéis preguntado ¿qué es Caffè Latte? Puede resultar demasiado evidente, pero me ahorro los comentarios por respeto a los que lo acaban de descubrir hace poco… 😉

Si escribís Caffè Latte en el Google, tenéis 1.940.000 páginas como resultado (mi blog aparece ya en el puesto número 4 o 5).

Sí, un Caffè Latte es un café con leche, de los que a mí me gustan, mucha leche y mucho azúcar. Creo que es algo esencial aprender a decir esto en el idioma de donde viajas, y así en Portugal hay que pedir un ‘galão’ (si pides un café com leite te vas a llevar un chasco en forma de minitacita).

Si me dan a elegir entre café y té no lo dudo un instante y me quedo con la infusión, pero… ¿cómo llegó a llamarse mi blog Caffè Latte? Pues bien, era el mes de diciembre, y Ado estaba contándome historias fantásticas sobre crear un blog con el que algún día podría ganar un poco de dinero por la publicidad. Me convenció, y necesitábamos un nombre. Miré a mi alrededor, y topé con la palabra Caffè Latte escrita junto a mi ordenador. ¿Dónde? No era un típico café en una taza, ni un envase del Starbucks, sino un cutre-café del supermercado italiano. Últimamente lo he visto anunciar por la TV aquí en España, así que ya tendréis la oportunidad de probarlo. Aquí está la prueba del delito:

Caffè Latte

Parece que está de moda utilizar en términos italianos caffè latte, ya que lo veo en la TV, en internet, en el periódico… por una razón u otra, siempre está ahí el caffè latte, dándome publicidad indirectamente. Ado, ¿¿no va siendo hora de que empiece a ganar dinero??